classifieds    contact    advertise    archives    download newspapers

Líderes empresariales en la frontera están preocupados por lo que dice Trump 

May 18th, 2017 under Noticias en Español

 Por CAMERON DODD

cameron@bigbendnow.com

PRESIDIO — A medida que el presidente Donald Trump cumplió los 100 días de mandato, su administración seguía afirmando su promesa electoral de derogar, o renegociar, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés), un acuerdo que es beneficioso para México y Texas. Las dianas principales de los ataques de Trump contra los socios comerciales estadounidenses fueron los aranceles mexicanos de importación y la manipulación monetaria china.

Pero la administración hizo un giro y apuntó a la industria maderera canadiense y propuso impuestos que podrían afectar a los gastos de construcción de casas en todo el país, incluyendo uno de los mayores empleadores en Presidio y Ojinaga. Wilbur Ross, secretario del Departamento de Comercio de los EE.UU. nombrado por Trump, anunció el 24 de abril la intención preliminar de su departamento de gravar las importaciones de madera blanda canadiense. El Departamento de Comercio ha llegado a la conclusión de que el hecho de que Canadá permita a las empresas madereras cosechar árboles en terreno público es equivalente a un subsidio de entre el 3 y el 24 por ciento, según informaba un comunicado de prensa del departamento.

La madera blanda es el material principal usado en la mayoría de las construcciones de casas en todos los Estados Unidos. Aunque la mayoría de las casas en Presidio están construidas con cemento, adobe o ladrillo, la ciudad tiene una fábrica de Solitaire Manufactured Homes que emplea a una docena de personas en Presidio y a centenares en Ojinaga. Cuando el periódico Presidio International visitó las instalaciones de Solitaire la pasada primavera, la empresa acababa de aprovechar su poder político para conseguir que se ensanchara una entrada a la rampa de carga de gran tamaño en el Puerto de Entrada de Presidio para facilitar el traslado de sus casas. El fabricante, con sede en Oklahoma, estaba a punto de construir una nueva planta en Ojinaga, casi duplicando su producción y mano de obra local.

Pero H. Cowen, consultor que trabaja principalmente con Solitaire, dijo al Presidio International que las tarifas propuestas subirían los gastos de construcción de casas y los precios de las casas, no sólo para las casas prefabricadas sino también para aquellas construidas en su emplazamiento.

“La madera canadiense representa una enorme parte de toda la madera usada en la construcción de casas de todo tipo en los Estados Unidos,” dijo Cowen. “Sería un problema inmediato para las constructoras de casas.”

El coste adicional en la importación crearía un aumento de demanda de madera americana, dijo Cowen, que es de calidad inferior, es producida en menor volumen y ya es más cara que los productos de sus competidores canadienses.

“La madera canadiense es la mejor madera que puedes conseguir a buen precio,” dijo Cowen. “Los EE.UU. no producen suficiente madera de alto grado y alta calidad para satisfacer el mercado inmobiliario.”

Cowen tuvo cautela al emitir una alarma sobre el anuncio del departamento de comercio, añadiendo que espera que lo dicho acerca de las tarifas decaiga como otras tantas propuestas políticas de Trump. Aún así, Cowen dijo que la incerteza y la imprevisibilidad de las políticas del Presidente ya están dañando a la industria. Ante el temor que Trump o el Congreso, de mayoría republicana, realmente lleguen a imponer un impuesto de importación del 30 por ciento en bienes fabricados en México, Solitaire ha pospuesto la construcción de una segunda planta en Ojinaga.

“Acabaría con nosotros si él lo hiciera,” dijo Cowen. “Nos encantaría seguir adelante y construir esas segundas instalaciones en Ojinaga. Pero, ¿por qué invertiríamos todo ese dinero sólo para tener que dejarlo?”

Cowen cree que la cautela mostrada por Solitaire respecto a la inversión en la frontera es compartida por otros fabricantes y negocios que ya operan plantas gemelas o que quieren hacerlo. Después de la implementación en 1994 de NAFTA, fabricar con una planta principal, o maquiladora, en México y una planta de acabado en los Estados Unidos se convirtió en una industria en auge. Los fabricantes como Solitaire aprovechan la mano de obra barata mexicana y el traslado mayoritariamente libre de tarifas de materiales entre Canadá, los Estados Unidos y México.

Isela Núñez, agente de aduana de Presidio, dijo que cree que la incerteza respecto a futuras tarifas está afectando al comercio entre fronteras.

“El temor de que las políticas cambien podría llevar a algunas compañías ahora a importar todo lo que puedan antes de que hayan cambios,” dijo Núñez al Presidio International. “Pero eso podría indicar que las cosas se ralentizarán o pararán en el futuro.”

Esa desaceleración dañaría la fabricación y los trabajos de transporte fronterizos así como la intermediación aduanera, que se ha convertido en un negocio importante en la economía fronteriza en los años desde que NAFTA ha entrado en vigor.

Núñez dijo que conoce a al menos un empresario que, debido a la incerteza, había cancelado sus planes de construir e iniciar una tienda minorista en Presidio que vendería bienes de los Estados Unidos así como de México. Se negó a nombrar al empresario.

El anuncio de la tarifa de importación sobre la madera llegó como el resultado de una petición de un grupo llamado Commitee Overseeing Action for Lumber International Trade Investigations or Negotiations (COALITION). Se trata de una asociación ad hoc autodeterminada de empresas madereras y organizaciones de comercio, incluyendo la Coalición Maderera de los EE.UU. El único propósito aparente de la Coalición Maderera de los EE.UU. es presionar para conseguir políticas que compensen lo que ellos ven como una ventaja injusta que tiene la industria maderera canadiense respecto a las empresas madereras estadounidenses.

La Coalición Maderera de los EE.UU. emitió un comunicado el 24 de abril después de que el secretario de comercio Ross anunciara las tarifas. “La sentencia de hoy confirma que los aserraderos canadienses están subvencionados por su gobierno y se benefician de las políticas de tarificación de madera y otros subsidios que dañan a los fabricantes y trabajadores estadounidenses,” dijo Cameron Krauss, presidente de la Coalición, a través de un comunicado. “Agradecemos las acciones de hoy por parte del Departamento de Comercio, que ha examinado cantidades ingentes de pruebas presentadas por la COALITION, la industria canadiense y los gobiernos federales y provinciales canadienses.”

NAFTA permite a los países miembros solicitar aranceles para compensar los subsidios como aquellos aprovechados por la industria maderera canadiense, según alega el departamento de comercio. No permite un impuesto del 30 por ciento sobre bienes tal y como ha propuesto Trump.

Para estar seguros, no todos los empresarios fronterizos están dejando que la incerteza limite sus inversiones locales. La empresa Biad Chili Products sigue adelante con la construcción de sus instalaciones en Presidio de 38,000 pies cuadrados/3,530 metros cuadrados que procesarán sobre todo chiles cultivados en las granjas Oasis Farms en el Estado de Chihuahua, México.

La construcción de las instalaciones nuevas sigue el calendario previsto y la empresa ha comenzado a trasladar equipo de sus otras plantas, dijo el director general Don Biad al Presidio International. Biad aún tiene previsto procesar la cosecha de chiles de 2017 en la nueva planta en Presidio.

El Departamento de Comercio seguirá evaluando durante el verano el posible impuesto de importación sobre madera blanda y anunciará una sentencia final en septiembre, según informó el departamento.

Traducción de 

MIRIAM HALPERN CARDONA 

Share |

Story filed under: Noticias en Español

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

about   advertise   archives   contact   download newspapers   home   subscribe