classifieds    contact    advertise    archives    download newspapers

ACLU: un agente de la Patrulla Fronteriza en Presidio supuestamente agredió sexualmente a dos migrantes adolescentes 

April 13th, 2017 under Noticias en Español

PRESIDIO — Un agente de la Patrulla Fronteriza destinado a Presidio supuestamente agredió sexualmente a dos migrantes adolescentes guatemaltecas, según un agravio indemnizable presentado hace un par de semanas por la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) en representación de las migrantes. Los supuestos abusos tuvieron lugar en la oficina local de Presidio después de que las dos jóvenes mujeres, perdidas en la frontera, buscasen ayuda de la Patrulla Fronteriza.

Los dos agravios presentados por la ACLU en el norte de California explican los detalles censurados pero igualmente incómodos del abuso sexual sufrido supuestamente por dos adolescentes a manos de un agente de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos en el centro de acogida en Presidio.

Una noche de julio de 2016, alrededor de las 11pm, dos hermanas guatemaltecas y otra migrante se perdieron mientras caminaban por la zona rural del Condado de Presidio. Las hermanas, de 17 y 19 años de edad en aquel entonces, habían huido de la violencia en Guatemala, habían atravesado México y el Río Bravo con la esperanza de encontrar seguridad en los Estados Unidos. La intención de las jóvenes, según dijo su abogado al Presidio International, era reunirse con su madre en Fresno, California. Perdidas en la oscuridad del desierto, las hermanas buscaron la ayuda de un agente de la Patrulla Fronteriza que pasaba por allí.

Las jóvenes fueron puestas en una celda de detención bajo la supervisión de un único agente de la Patrulla Fronteriza. El nombre del agente ha sido censurado en la copia publicada del agravio.

El agente de la Patrulla Fronteriza llevó a la hermana mayor a un armario o una despensa y le dijo que se quitara la ropa. El agente luego comenzó a tocar el cuerpo de la chica en varios lugares sin su consentimiento y la devolvió llorando a la celda.

El agente sin nombre luego sacó a la hermana menor de la celda, la llevó al armario y la agredió de manera similar. Una vez juntas de nuevo en la celda, lloraron las dos jóvenes. El agente ofreció chocolates a las jóvenes en un intento por calmarles.

El agente luego llevó a las hermanas a otra sala y comenzó a interrogarles. Cuando regresaron al puesto los dos agentes de la Patrulla Fronteriza que las habían recogido al principio, una de las hermanas les contó lo ocurrido. Alguien notificó a la Oficina del Inspector General en Alpine, que pertenece al Departamento de Seguridad Interior. Las jóvenes fueron sacadas de la oficina local de Presidio y, aunque se han reunido desde entonces con su madre en California, siguen experimentando ansiedad y angustia emocional como resultado del trato recibido por el agente de la Patrulla Fronteriza.

Éstos son los detalles alarmantes detallados en los dos agravios presentados ante el Departamento de Seguridad Interior por parte de la ACLU del norte de California en representación de las hermanas guatemaltecas. Los agravios indemnizables piden 750,000$ cada uno en compensación por la angustia emocional que siguen experimentando las jóvenes, según dijo Angélica Salceda, abogada principal, al Presidio Internacional y Marfa Big Bend Sentinel.

“Siguen sufriendo de angustia emocional,” dijo Salceda respecto a las jóvenes. “Van a terapia. Ambas van a la escuela pero les cuesta dormir y concentrarse.”

Un agravio indemnizable es un procedimiento administrativo por daños. El Departamento de Seguridad Interior tiene seis meses para responder a las afirmaciones. En caso de no estar satisfechos con la respuesta del departamento, Salceda dijo que la ACLU buscaría compensación por las jóvenes en los tribunales.

“Esperamos que, como mínimo, las jóvenes reciban compensación económica por las lesiones que siguen padeciendo,” dijo. “También esperamos que esto muestre la necesidad de una reforma interna y transparente dentro de [Aduana y Protección Fronteriza de los Estados Unidos]
Todos deberíamos estar preocupados por la posible contratación de 5,000 agentes más de la patrulla fronteriza.”

La Patrulla Fronteriza no puede hacer comentarios sobre el caso, según dijo al Presidio International Stephen Crump, jefe de la División del Sector del Big Bend. En lugar de comentarios, Crump envió un comunicado aprobado por el departamento: “Aduana y Protección Fronteriza de los Estados Unidos no pueden hacer comentarios sobre las litigaciones pendientes, no obstante, tomamos en serio las alegaciones de mala conducta y no hay espacio en CBP para ningún clase de maltrato o mala conducta hacia aquellos bajo nuestra custodia. No toleramos la corrupción ni el abuso dentro de nuestros rangos y cooperamos plenamente con cualquier investigación criminal o administrativa de supuesta mala conducta por cualquier miembro de nuestro personal, en servicio o fuera de servicio.” 

Traducción de MIRIAM HALPERN CARDONA 

Share |

Story filed under: Noticias en Español

about   advertise   archives   contact   download newspapers   home   subscribe